Hola Cielito ¿Cómo estás? – La linyera de Cristo

$450,00

Les contaré la vida de Cielito, tal como ella misma me la contara resumidamente en una tarde, cuando la visité en el geriátrico donde finalmente, ya demasiado viejita, los hijos la llevaron, pues no podía seguir más con su vida de «ermitaña urbana».
Claudina Clavero, o sea Cielito, de jovencita era creyente y piadosa; pero su padre no le permitía ir a Misa ni hacer su Primera Comunión. Poco a poco fue despertándose en ella el deseo de ser monja, a lo cual su padre, evidentemente, también se opuso. (…)  Hasta que cierto día tuvo una revelación: la Santísima Virgen María, la Reina del Cielo, se le apareció y le encomendó una gran misión: irse a vivir a la calle, para ayudar a la gente. Ni lerda ni perezosa, Claudina partió sin demora a cumplir su misión; su marido aceptó «esa rareza» de su esposa. Entonces se vistió de «monja franciscana», y siguiendo la voz de María comenzó a ser «linyera de Dios“, ayudando a todos los que se le cruzan en su camino…
Autor: Athanasius Editor
Editorial: Athanasius Editor/Alfa Ediciones
ISBN: 9788679068
Páginas: 112
Dimensiones: 21 x 15

Disponibilidad: 5 disponibles

SKU: 9788679068 Categoría: Etiquetas: , ,

Les contaré la vida de Cielito, tal como ella misma me la contara resumidamente en una tarde, cuando la visité en el geriátrico donde finalmente, ya demasiado viejita, los hijos la llevaron, pues no podía seguir más con su vida de «ermitaña urbana».
Claudina Clavero, o sea Cielito, de jovencita era creyente y piadosa; pero su padre no le permitía ir a Misa ni hacer su Primera Comunión. Poco a poco fue despertándose en ella el deseo de ser monja, a lo cual su padre, evidentemente, también se opuso. (…)  Hasta que cierto día tuvo una revelación: la Santísima Virgen María, la Reina del Cielo, se le apareció y le encomendó una gran misión: irse a vivir a la calle, para ayudar a la gente. Ni lerda ni perezosa, Claudina partió sin demora a cumplir su misión; su marido aceptó «esa rareza» de su esposa. Entonces se vistió de «monja franciscana», y siguiendo la voz de María comenzó a ser «linyera de Dios“, ayudando a todos los que se le cruzan en su camino…

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.